En los últimos años han aumentado exponencialmente los robos a locales comerciales por el método del alunizaje y el butrón. Frente a este tipo de ataques la única solución real es el blindaje, en cualquiera de sus variantes.

Los locales comerciales, tiendas, estancos, farmacias, etc, requieren, de partida de un primer blindaje en su cristalera o escaparate. Para ello se instalan cristales de seguridad o antibalas, reforzados con blindaje de hierro. La seguridad que ofrece el cristal se complementa con blindajes de pared, fabricados con acero y hormigón.

En el caso de estancos, administraciones de lotería o similares se puede completar la seguridad que ofrece el cristal blindado exterior con otro cristal blindado para mostrador y  una puerta de acceso a su interior con cerradura de seguridad, bombín antidumping, antitaladro y antipalanca.

Finalmente, los cristales exteriores pueden asegurarse también con persianas de seguridad o persianas blindadas, con sistema autoblocante.

Además de todo esto, los locales comerciales pueden reforzar su seguridad con blindajes de pared laterales y de fondo, que aumentan el nivel de seguridad frente a posibles butrones desde locales comerciales o naves colindantes.

En cualquier caso, los sistemas de blindaje aplicables a cada local comercial dependen de sus peculiaridades y el nivel de riesgo al que se exponen. En función de sus dimensiones, pero también del lugar en el que están emplazados, y del valor de los bienes que comercializan, cada establecimiento requiere unas medidas específicas.

Ante la duda, es recomendable consultar con profesionales con larga experiencia en el blindaje de locales comerciales, desde estancos y administraciones de lotería, hasta joyerías, tiendas y oficinas comerciales.

Consúltenos.

Compartir:Print this pageShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • tres × dos =