¿Tienes una mampara de baño desde hace 20 años o más? Quizás sea hora de cambiarla; las mamparas de baño han cambiado mucho en los últimos años, y aportan nuevas ventajas, además de haber reducido sustancialmente su coste.

Los años 80 fueron el pistoletazo de salida para la adquisición de mamparas de baño. Instaladas en bañeras, o platos de ducha, con raíles o batientes, acristaladas, con espejo, opacas o transparentes, las mamparas se pusieron de moda, no sólo por estética, sino por su función aislante, y multitud de hogares las incorporaron a sus baños, tanto bañeras como platos de ducha. Pero han pasado 35 años y en muchos casos, la instalación ha quedado anticuada, generando inconvenientes en su uso, como atascos en su apertura, desgastes en cristales y estructura, además de suciedad y defectos en la sujeción.

Por todo ello y por las ventajas que aportan los nuevos modelos de mampara de baño, es posible que haya llegado la hora de sustituir su antigua mampara por una nueva. Para entenderlo, baste repasar la serie de novedades ventajosas de las mamparas de baño actuales:

  • Mamparas de baño más seguras: el material que predomina en la fabricación de las puertas para las mamparas de baño es el vidrio templado, que en caso de romperse estalla en pedazos pequeños, lo que evita riesgos de corte.
  • Mamparas de baño más resistentes: frente al metacrilato, utilizado en el 90% de las antiguas instalaciones, el vidrio de las actuales mamparas de baño es más resistente limpio y de fácil mantenimiento.
  • Mamparas de baño más sencillas: los perfiles verticales de aluminio se han sustituido por perfilería de goma, lo que simplifica la instalación y abarata el coste. Además, en el caso de personas mayores o con movilidad limitada, se aconseja cambiar la bañera por plato de ducha, en cuyo caso, la perfilería también se hace más sencilla de instalar, con lo que también se reduce su coste.
  • Mamparas de baño más prácticas: la perfilería moderna, combinación de acero inoxidable y goma, permite también el cierre magnético, e incluso de amortiguación progresiva y sistema de liberación de puertas, lo que facilita su uso y mejora su conservación al evitar golpes y movimientos forzados. Es especialmente indicado en personas mayores o con movilidad limitada. Si, además, se instala en plato de ducha supone un ahorro considerable de espacio, frente a la bañera, y permite aprovecharlo mejor ya que algunos modelos son de una sola hoja, o abiertos.
  • Mamparas de baño más estéticas: el vidrio permite impresión directa, lo que abre la puerta a un amplio abanico de diseños, que embellecerán la mampara de baño. Además, este tipo de impresión es resistente a rayaduras o deformaciones y es fácil de limpiar. Finalmente, la perfilería moderna es más limpia y mucho más discreta que la de aluminio, que predominaba en las primeras mamparas.

¿Aún tienes dudas? ¡Consúltanos!

Más información sobre reformas y baños:

Compartir:Print this pageShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • uno × 5 =