Los pisos pequeños pueden ganar espacio con una reforma integral. Además de convertirse en lugares más habitables y prácticos se revalorizarán, y por lo tanto, generarán más ingresos al propietario en caso de querer alquilarlo o venderlo.

Como ejemplo de esta realidad, traemos a colación una reforma integral realizada unos años atrás en un piso de reducidas dimensiones situado en el centro de Madrid. Inicialmente nos encontramos con un piso de estructura antigua y distribución muy básica: una entrada casi directa a una cocina con ventanas a un patio interior, un tabique con una puerta y desde la misma, acceso a un dormitorio con baño.

Objetivos de la reforma

Los objetivos de la reforma eran:

  • Ganar en luminosidad
  • Ganar en espacio habitable y para usos accesorios
  • Mejorar el aspecto global del piso
  • Hacerlo más agradable y usable
  • Revalorizar su precio de alquiler o venta

Ejecución de la reforma

De acuerdo a estas premisas se realizaron las siguientes reformas:

  • Sustitución de la pared de tabique por pared falsa con huecos para baldas y cajones hasta media altura; apertura de la mitad superior y comunicación con el dormitorio;
  • Instalación de barra y armarios en la cocina: reorganización de la cocina con armarios en L e instalación de mesa de pared adosada al medio muro separador/librería/armario;
  • Alicatado completo de cocina y baño, instalación de plato de ducha, urinario, etc
  • Instalación de una estructura de hierro forrada en pladur para soportar una tarima en altura o altillo en la que albergar cama de suelo, con acceso por escalera lateral de muro;
  • Frente de armario con puertas correderas en el fondo del dormitorio, bajo el altillo;
  • Adaptación de parte superior del baño como altillo para uso como armario trastero;

Consecuencias de la reforma

Tras la reforma, los resultados permitieron asegurar que:

  • El piso había aumentado en un 40% los metros usables y habitables de la construcción inicial; de hecho, con la construcción del altillo, se añade una sala más al dormitorio: un salón-comedor;
  • El piso había ganado un 60% de luminosidad frente a la existente inicialmente;
  • Todo ello lo hacía considerablemente más agradable, y por lo tanto, habitable y atractivo;
  • Se revalorizaba el precio del piso en un 40% tanto en alquiler como en venta;

Ganar espacio es posible. Ganará el piso, ¡y ganarás tú!

Más artículos sobre reformas de vivienda o locales comerciales:

Compartir:Print this pageShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • dieciseis + 5 =