Las reformas integrales permiten ordenar el espacio y adecuarlo a nuestras necesidades. Por eso es fundamental tener claros los pasos a seguir a la hora de emprender una reforma integral. Tras años de experiencia en reformas integrales, estamos en condiciones de aportar algunos consejos para que una obra de reforma, sea en una vivienda, una oficina o cualquier otro espacio, cumpla el objetivo que nos hayamos marcado.

Pasos para una reforma

  • Definir el objetivo de la reforma: es fundamental tener claro cuál es el objetivo de una reforma integral. Puede ser de orden estético, como embellecer un espacio para un comercio; práctico, como reordenar una vivienda para hacerla más habitable; o funcional, como habilitar una nave de cara a facilitar el trabajo. Sea cual sea el objetivo, debe tenerse claro desde el inicio y comunicárselo a quien finalmente realizará la obra o reforma.
  • Consultar a profesionales en reformas integrales: es clave contrastar ideas, y conviene consultar a distintas empresas especializadas en reformas para que aporten distintos puntos de vista o soluciones.
  • Solicitar varios presupuestos: también es importante tener en cuenta distintos presupuestos, y valorarlos no sólo de acuerdo al precio, sino a las propuestas o soluciones, calidad de los materiales, condiciones de pago y garantías. Por todo ello, debe exigirse el máximo detalle en el presupuesto.
  • Forma de pago: el presupuesto deberá aclarar desde el inicio la forma o condiciones de pago, que en ocasiones podrán negociarse, pero en todo caso deben quedar claras antes de iniciarse la reforma.
  • Fecha de finalización: fijar plazo de obra y fijar fecha de finalización de la reforma para garantizar que se entregará en tiempo.
  • Permisos administrativos: no debe olvidarse que algunas reformas requieren permisos administrativos, así como el consentimiento de la comunidad de propietarios, a la que debe avisarse también. Antes de emprender una reforma integral, es imprescindible saber si es factible legalmente y solventar cualquier trámite antes de iniciarse.
  • Aprovechar subvenciones y ventajas fiscales: con frecuencia, las administraciones locales, regionales y estatales abren líneas de subvención o rebajas fiscales para obras integrales que tengan en cuenta criterios de ahorro energético. Pueden suponer un importante ahorro, además de contribuir con este tipo de obras al medio ambiente.
  • Pedir factura y garantía: para contar con las mayores garantías es clave solicitar factura detallada de la obra integral. Asimismo, es importante que la reforma cuente con una garantía por parte de la empresa contratada.
  • Exigir proyecto técnico: si la obra afecta a la estructura del edificio es necesario contar con un proyecto técnico, realizado y firmado por un aparejador o arquitecto.
  • Desescombro: debe aclararse en la contratación quién asumirá la responsabilidad del desescombro que resulte de la reforma.

Y por último, y fuera de lista, conviene ser realistas y tener paciencia, ya que las obras de reforma siempre entrañan cierta dificultad y requieren salvar algunos imprevistos. A la postre, siempre merece la pena el esfuerzo, ya que obtendremos el cambio que necesitamos para seguir adelante con nuestros proyectos, sean personales o profesionales.

¡Consúltanos!

Más artículos sobre reformas de vivienda o locales comerciales:

Compartir:Print this pageShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • tres + 8 =