El aislamiento térmico adecuado de una vivienda u oficina, a través de sus ventanas, persianas y puertas puede reducir en un 92% la entrada de aire. Por lo tanto, la corrección de entrada de aire es clave para mejorar la aclimatación en espacios cerrados, sean viviendas u oficinas. Un aislamiento térmico adecuado supondrá importantes ahorros en gasto energético, como calefacción en invierno o aire acondicionado en verano.

Las pérdidas de temperatura interior, y entrada de aire, se localizan principalmente en el cerramiento de ventanas y puertas, el uso adecuado de felpudos adheridos a la puerta, el aislamiento de las cajas de persianas, e incluso de tuberías de agua a la vista.

Mejorar el aislamiento térmico

Por lo tanto, para mejorar el aislamiento térmico es necesario:

– utilizar o cambiar sus ventanas por otras de máximo poder aislante, como las de doble acristalamiento o de materiales aislantes;

– comprobar y cambiar gomas, silicona o cualquier otro material aislante utilizado para el aislamiento térmico e impermebealización de las ventanas;

– comprobar y mejorar el aislamiento e impermeabilización de cajas de persianas, así como de los pasacintas ;

– comprobar y mejorar el aislamiento de las puertas de entrada, con refuerzos como los burletes, en la parte inferior de las mismas;

– comprobar y recubrir las tuberías de agua a la vista con material aislante;

En caso de ventanas o puertas antiguas o muy usadas, se recomendará su sustitución por otras nuevas, con materiales y todos los detalles necesarios para mejorar su capacidad aislante. Pero, normalmente, una simple reforma es suficiente para mejorar el aislamiento térmico de una vivienda.

Consúltenos

Más información sobre aislamiento térmico en:

Compartir:Print this pageShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • cinco + cinco =